lunes, 24 de junio de 2013

La orquesta multicultural de Iguazú en Concierto, otra maravilla en Cataratas


Tras una seguidilla de días nublados, el sábado salió el sol en Iguazú. No podía aguarse la fiesta de la inauguración oficial de Cataratas como una de las siete maravillas del mundo y mucho menos frustrarse el majestuoso epílogo de la tercera edición de Iguazú en concierto, con 700 chicos de todo el mundo tocando y cantando en el escenario del Parque Nacional. Con músicos de Argentina, Paraguay, Brasil, Trinidad y Tobago, Ecuador, Estados Unidos, Francia, Rusia, Angola, China, Corea y Australia, en ese marco paradisíaco, la belleza de Cataratas fue también musical.
No es casualidad que la temática del gran concierto final del festival se haya inspirado en clásicos cinematográficos, ya que el padrino de esta edición fue nada menos que Gustavo Santaolalla, dos veces ganador del premio Oscar por su labor de compositor musical. Así, mientras caía noche sobre la explanada del Hotel Sheraton, al ritmo de las cataratas se sumó un repertorio de películas: desde FantasíaPerfume de mujerEl padrinoLa pantera rosaTitanicDiarios de motocicleta -"De Ushuaia a la Quiaca", con Santaolalla como solista- yPiratas del Caribe, entre otras. Todo luego de cinco noches ininterrumpidas de conciertos en anfiteatros y hoteles, con entrada libre y gratuita, hasta llegar al magnífico concierto desplegado sobre la tierra colorada frente a la nueva séptima maravilla del mundo.
Además de orquestas, el Festival contó con la participación de coros y solistas. De Argentina, se destacaron los rosarinos Guido Gavazza, de 13 años, un virtuoso del bandoneón, y Manuel Martínez, de 14, un pianista especializado en teclado en pos de ir hacia géneros como el jazz y el tango. El sábado tocaron juntos el clásico argentino "Por una cabeza" y "La Bamba". Cuenta la anécdota que cuando Manuel estaba en el jardín de infantes tenía la fama de hacer mucho ruido, pero lo hacía con ritmo. Por eso lo mandaron a estudiar música y eligió el piano porque estaba en la casa de su abuela. Por su parte, Guido no recuerda cuándo fue la primera vez que escuchó un bandoneón, pero tiene la certeza de que quedó compenetrado. Así fue cómo ambos empezaron a estudiar a los cinco años, tocan juntos desde hace tres y es el segundo año que participan del Festival. También fue impactante el desempeño del australiano Oscar Han, de sólo 11 años, ganador del Iguazú en Concierto Audition. Premiado en cada concurso que se presentó, toca el violín como los dioses y se lució con el clásico del compositor italiano Nino Rota para El Padrino. Otra niña prodigio es Yeon-Su Nam, de 13 años, que toca el oboe desde los 9 y emocionó al público con "El oboe de Gabriel", compuesta por Ennio Morricone para La misión, filmada en el mismo espectacular escenario.
Así, con sus remeras inspiradas en la flora y fauna de la selva misionera, diseñadas por los Hermanos Estebecorena, el colorido muticultural fue impactante. "Acá conocés a un montón de gente de otro lado", contó Gabriel Di Paolo, del Coro Canto Libre, de Santa Fe, mientras tocaba la guitarra con un grupo de franceses. "No sé nada del idioma, pero nos entendemos a través de la música", dijo. Un lenguaje universal.
Este desfile de virtuosismo cerró oficialmente con "La Bamba", dirigida por Merenzon. Pero la música no cesó hasta mucho tiempo después cuando, ya de noche, los chicos seguían tocando y cantando ya lejos de las partituras, en conjunto y por grupos, contagiando toda su alegría, talento y pasión. La viva imagen del arte por el arte.

Para leer la nota completa AQUÍ

Vocabulario:

Cataratas del Iguazú: se localizan sobre el río Iguazú, en el límite entre la provincia argentina deMisiones y el estado brasileño de ParanáFueron elegidas como una de las «Siete maravillas naturales del mundo».

Gustavo Alfredo Santaolalla: es un compositor, músico y productor musical argentino ganador dos veces del Premio Óscar, que entrega la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood, por su labor de compositor musical. Sorprendentemente, Santaolalla no sabe leer ni escribir música.