viernes, 19 de septiembre de 2014

Le Parc du Petit Prince


- Por favor... dibújame un cordero
- Eh!
- Dibújame un cordero...

El domingo 14 de septiembre abrió sus puertas el parque temático dedicado al “Principito”.
Ubicado en Ungersheim, localidad de Mulhouse, en el corazón de la región francesa de Alsace, cerca de Suiza y muy cerca de la frontera alemana, el parque ofrece 31 atracciones libremente basadas en el tema del vuelo, aludiendo siempre a los conceptos vertidos en el libro y en permanente relación con su autor. El mismo fue inspirado en el famoso relato que Antoine de Saint-Exupéry publicó en 1943.
 Hay globos aerostáticos, un gran tobogán con forma de serpiente, zorros y ovejas vivas.  Incluye 31 juegos y atracciones inspirados no sólo en El Principito, sino en sus viajes a otros planetas y en los animales con los que se cruza en su periplo.
El famoso libro fue traducido a más de 270 idiomas y lleva vendidos unos 150 millones de ejemplares en el mundo. Los lectores argentinos no se escapan del fenómeno: en la última Encuesta de Librerías que publicó la Ciudad de Buenos Aires, la historia de ese chico que, en un planeta lejano y chiquito ama una rosa y dibuja un elefante encerrado en la panzota de una boa, fue una de las 20 más vendidas en 2013.
Uno de los autores del proyecto, Jérôme Giacomoni, contó a la prensa: "Nuestro objetivo es un púbico de chicos de entre 2 y 12 años, así como los adultos que todavía se acuerdan de que alguna vez fueron niños". Apela a esa sensibilidad a la que también invitaba el pequeño príncipe, a eso de no perder de vista, aunque pasen los años, que "lo esencial es invisible a los ojos".



No hay comentarios: