martes, 27 de mayo de 2008

PRIMERAS FOTOS DE MARTE DE LA NAVE PHOENIX



Es la primera vez que una nave aterriza en la región norte del
planeta rojo. Se queda tres meses y busca rastros de vida.


Un pedazo de tierra roja, seca y pedregosa. Y un sector con delgadas líneas rectas en forma de polígono. Ésas fueron las primeras imágenes de Marte y bastaron para emocionar a los científicos
de la NASA.Son absolutamente hermosas”, coincidieron los miembros del equipo responsablede la sonda Phoenix, que fue la que envió esas imágenes marcianas a los terrícolas.
La sonda tocó la superficie del polo norte de Marte en la región conocida como Vastitas Borealis,
comparable en latitud al norte de Alaska. Fue a las 23.53 GMT del domingo (20.38 hora argentina),después de recorrer 680 millones de kilómetros en un viaje de diez meses. A los quince minutos de aterrizar, la sonda Phoenix desplegó sus paneles solares y despachó imágenes televisivas de Marte al centro espacial de la NASA en Pasadena
(California). Así los científicos se enteraron de que, después de otros intentos frustrados, la
misión había sido exitosa.Fue la primera vez que se tocó suelo en el polo norte marciano. Sólo cinco de los 11 ingenios enviados al espacio por diferentes países habían logrado hacer pie en el planeta rojo.
Una vez superado el momento crucial del aterrizaje, la sonda tiene un reto pendiente: usar su brazo robótico. Se estima que recién podría desplegarlo a partir de hoy. Durante noventa días Phoenix recogerá muestras de hielo y de la tierra en la que se posa para determinar si existe material orgánico o condiciones favorables al desarrollo de algún tipo vida microbiana. Para recolectar las muestras la nave está dotada de una suerte de cuchara con tres láminas de metal, capaz de atravesar hielo duro como el cemento. El material que recoja será analizado por un laboratorio en la misma cubierta. Allí un horno fundirá el material y el análisis de los vapores establecerá qué minerales están presentes. Mientras, las cámaras de la nave y su estación meteorológica brindarán información sobre el ambiente. Los científicos buscan pistas en la composición y la textura del terreno, para saber si
el hielo se diluye como resultado de los ciclos térmicos y si existe carbono, elemento básico en la composición de la vida.
La misión Phoenix estaba pautada para 2001, pero se canceló después de la pérdida de la sonda Polar que en 1999 tocó el suelo marciano pero no logró aterrizar exitosamente. La existencia de hielo en Marte fue confirmada en 2002 por el orbitador Odyssey.

En los siguientes links podrás ver más fotos:

No hay comentarios: