lunes, 1 de diciembre de 2008

Récord: llega un 25% más de cruceros




C on más barcos y pasajeros que nunca, a la temporada de cruceros 2008-2009 de la Ciudad no la alcanzó la crisis. El primero en llegar a la terminal, el miércoles y proveniente de Montevideo, será el Marco Polo, un antiguo rompehielos de la ex Unión Soviética devenido en barco de pasajeros. Hasta el 18 de abril, se esperan 124 embarcaciones, un 25% más que en la temporada pasada, cuando llegaron 99 con 190.000 cruceristas. Además, el puerto recibirá a dos de los cruceros más grandes del mundo, uno de los cuales tiene 311 metros de eslora(largo). En total, esta temporada se movilizarán alrededor de 270.000 pasajeros."A pesar de la crisis, ningún crucero canceló su reserva –confirmó Pablo Hawkins, superintendente de la terminal de cruceros–. Y para la temporada 2009-2010, ya reservaron lugar en el puerto 145 embarcaciones. En la terminal, estamos terminando una nueva área de recepción de valijas y otra para chequear a los pasajeros, para que no se produzcan demoras". Además, para evitar aglomeraciones, como ocurrió en la pasada temporada, este año rige un reglamento que no permite que converjan más de tres barcos grandes el mismo día.La gran novedad es que llegarán por primera vez a Buenos Aires dos embarcaciones de tanta magnitud, que no pueden pasar por el canal de Panamá. Una de ellas es el Mariner of the Seas, de 311 metros de eslora (largo) y con capacidad para 3.114 pasajeros, que arribará el 23 de enero proveniente de Montevideo y con destino al Cabo de Hornos, por donde cruzará para continuar su viaje por el Pacífico. Aunque no alcanza los 339 metros de eslora del Freedom of the Seas, el barco más grande del mundo y que también es operado por la compañía Royal Caribbean, el Mariner es el mayor porte que haya llegado a la terminal porteña. Un pasaje en este monstruo del mar cuesta entre 1.500 y 4.000 dólares.El otro megacrucero llegará el 17 de febrero desde Río de Janeiro y es el Carnival Splendour. Tiene casi 287 metros de eslora y tarifas que arrancan en los 1.549 dólares y trepan casi hasta los 4.000 para su viaje a través del Cabo de Hornos hasta Valparaíso, en Chile. Desde allí, previo paso por Perú, Ecuador y México, llegará hasta San Francisco, en los Estados Unidos.La cantidad de cruceros viene en franco aumento desde la temporada 2005-2006, cuando llegaron 73.Un año después, ya ascendían a 91 y en la último período fueron 99.Según cifras del Ente de Turismo de Buenos Aires, en el 2007-2008 unos 190.000 cruceristas dejaron en la Ciudad más de $ 160 millones. El cálculo es que cada uno gastó US$ 231 diarios. El 39% de los pasajeros provino de América del Norte (Canadá y Estados Unidos), el 20%, de países limítrofes y el 17% fueron europeos. Apenas el 14% correspondió a argentinos.

No hay comentarios: