domingo, 28 de diciembre de 2008

CRISIS EN ORIENTE MEDIO

Arrasador bombardeo israelí en Gaza: al menos 225 muertos.
Unos 225 palestinos murie ron ayer en una serie de incursiones aéreas israelíes contra 40 objetivos de Hamas en la Franja de Gaza, en el mayor ataque de Israel en la zona desde la Guerra de los Seis Días en 1967. Utilizando artimañas como la adjudicación de francos a solda- dos el fin de semana, la afirmación de que el gobierno discutiría hoy (domingo) las consecuencias diplomáticas de un eventual ataque y la apertura de los pasos de frontera a la entrada de camiones de abastecimiento, Israel tomó por sorpresa a Hamas -el partido que gobierna la Franja-- con mayor éxito al esperado. Cazas israelíes y helicópteros de combate lanzaron bombardeos de represalia por ataques procedentes de la Franja y alcanzaron decenas de complejos de las fuerzas de seguridad en ese territorio controlado por Hamas, en una oleada fulminante, de 3 a 5 minutos, que dejó también unos 700 heridos, según fuentes médicas. La inmensa mayoría de los muertos fueron agentes de segu ridad palestinos, incluido el jefe de la policía local y otros dos líderes, pero también se produjeron bajas entre civiles que habitan en los alrededores de los objetivos militares. Iosi levi, portavoz de la cancillería israelí responsabilizó a Hamas por las bajas civiles, al disparar los misiles Kassam y Grad hacia poblados israelíes. La respuesta inmediata de Ha- mas fue con misiles que llegaron por primera vez a la ciudad de Kiriat Gat a casi 40 kilómetros de Gaza y a Netivot, donde murió una mujer civil y fueron heridos varios de gravedad. Hamas dijo que todas sus insta- laciones fueron alcanzadas, ame- nazó con realizar ataques suicidas y lanzó unos 70 misiles y obuses contra comunidades israelíes, dijeron las fuerzas armadas de Israel. Los ataques israelíes causaron gran pánico y confusión en Gaza, mientras que nubes de humo negro se elevaban sobre el territorio. El ministro de la Defensa israelí, Ehud Barak, afirmó que la ofensi- va aérea recién lanzada por Israel contra sitios de milicianos en Gaza "se ampliará si es necesario" y que no tenían otra chance que atacar. El gobierno declaró el estado de emergencia en las comunidades israelíes en un radio de 20 kilómetros de Gaza. "Hay un tiempo para la calma y hay un tiempo para luchar, y ahora es tiempo de luchar", dijo Barak en rueda de prensa en declaraciones recogidas por el diario Haaretz. La ofensiva de la fuerza aérea is- raelí comenzó ocho días después de que terminara una tregua de seis meses entre Israel y Hamas. En ese lapso, dijeron las fuerzas armadas, se lanzaron 200 proyec- tiles hacia blancos israelíes, y los líderes del estado judío habían amenazado con una ofensiva en gran escala si no se detenía. Hamas dijo que se vengará, no sólo con ataques de cohetes, sino enviando comandos suicidas a Israel.

En la Franja gobierna el partido Hamas desde las elecciones de 2006. Israel no lo reconoce, como sí hace con el gobierno palestino en el otro territorio árabe, Cisjordania, donde tiene sede el presidente Mahmud Abbas. Las condiciones socioeconómicas en Gaza son catastróficas por el bloqueo israelí. Muchos analistas ya hablan de "campo de concentración". En ese caldo de cultivo crecen cada vez más los sectores radicalizados de la resistencia palestina a la ocupación, y de allí parten los proyectiles sobre Israel. El gobierno hebreo, que se reno- vará el 10 de febrero con la salida del desprestigiado primer ministro Ehud Olmert, dijo ayer que habrá una campaña internacional para explicar la decisión de atacar Gaza. Fue tras una reunión presidida por la canciller (y candidata del oficialismo para suceder a Olmert) Tzipi Livni. Ayer dirigentes del mundo árabe condenaron el ataque en la persona de Livni, a quien grupos radicales acusaron de acordar con el presidente de Egipto, Hosni Mubarak, Pero El Cairo, como otras capitales, condenaron el ataque.
Según un vocero militar hebreo, "todo el que apoye al terrorismo, albergue terroristas en su casa y use mujeres y niños como escudos humanos es considerado terrorista". Y agregó: "Esto recién comienza, puede llevar tiempo, no fijamos un plazo y actuamos en función de la situación del terreno". El sitio Palestinian Information Post informó a su vez que los muertos llegaron a 230 y que dirigentes de Hamas juraron seguir resistiendo. También, con apoyo del Hezbollah libanés, con el que hubo contactos en Beirut ayer. En Israel, partidos habitualmen- te centristas e intelectuales críticos a la ocupación de tierra palestina apoyaron esta vez al gobierno israelí, pero en la izquierda hubo críticas. El Partido Comunista de Israel y cientos de personas marcharon en Tel Aviv y Nazareth exigiendo el inmediato cese de la criminal ofensiva militar israelí en la Franja. El diputado de la bancada Hadash, Mohamed Barakeh, emplazó al Gobierno israelí a "detener de inmediato el crimen de la Franja de Gaza".

No hay comentarios: