NOTINORBRIDGE

NOTINORBRIDGE
Un diario para chicos

jueves, 12 de abril de 2018

thumbnail

La Patagonia, asolada por los castores norteamericanos.

El castor fue introducido por el hombre en la isla de Tierra del Fuego en el año 1946.El Gobierno argentino de entonces importó 25 parejas de para la industria peletera. Casi 70 años después aquello que empezó como un emprendimiento se ha desmadrado.

Los castores son un género de roedores semiacuáticos nativos de y Eurasia que se caracterizan por sus amplias y escamosas colas.
 Estos animales son conocidos por su habilidad natural para construir diques en ríos y arroyos, y sus hogares —llamados castoreras— en los estanques que se crean a causa del bloqueo del dique en la corriente de agua. Para la edificación de estas estructuras, utilizan principalmente los troncos de los árboles que derriban con sus poderosos incisivos. A pesar de la gran cantidad de árboles que talan, los castores no suelen perjudicar el ecosistema en el que viven; por el contrario, lo mantienen saludable, pues sus diques proveen una gran cantidad de beneficios. Entre otras cosas, estas barreras propician la creación de humedales, ayudan a controlar inundaciones y eliminan contaminantes de la corriente. No obstante, en ecosistemas extraños para ellos, estas modificaciones al ambiente pueden ser perjudiciales, como ha sucedido, por ejemplo, con los castores introducidos en Tierra del Fuego.
Ya son más de 70 mil los diques construidos por castores en Tierra del Fuego.
Al menos 70.000 diques construidos por castores en Tierra del Fuego dan magnitud del impacto catastrófico que produjo la descontrolada población de roedores subacuáticos introducida a mediados del siglo pasado con la intención de favorecer la industria peletera.
Los investigadores estimaron en 2.300 kilómetros la longitud acumulada de diques, lo que ocasiona la inundación de unos 100 kilómetros cuadrados.
El relevamiento, cuantificó el alcance de la expansión y el impacto de estos animales desde los primeros 20 castores nativos de Canadá introducidos en el extremo sur de la Patagonia por una iniciativa comercial que provocó un enorme problema sobre el ecosistema.
El estudio concluyó que en Tierra del Fuego se extienden no menos de 70.000 diques construidos por castores, que cortan el flujo de los ríos y alteran la composición y el funcionamiento del ambiente.
Hay investigadores que señalan la presencia del castor como el impacto más grande generado sobre los bosques andino-patagónicos en la etapa geológica actual. Es un disturbio inédito y de una enorme magnitud ya que cuando los roedores construyen diques, cortan árboles, interrumpen los flujos de agua y generan embalses.
Así, en las zonas inundadas se acumulan sedimentos que cambian la estructura del suelo y provocan la muerte de más árboles porque sus raíces se ahogan.
Pero la sorpresa fue que en el norte, donde no existiría un ambiente propicio para el establecimiento y el desarrollo de los roedores, encontraron expandida la población de castores. “Nos impresionó el impacto de la invasión en el norte de la isla, donde el ambiente no parecía amigable para que se estableciera el castor".
Aparentemente, fue la falta de predadores naturales lo que posibilitó la gran expansión del castor en algunas décadas, además de la disponibilidad de recursos, la gran plasticidad característica de la especie y la semejanza de los ambientes invadidos y los nativos.




madriguera de castor
 Image result for castores

Subscribe by Email

Follow Updates Articles from This Blog via Email

Descripción

Blog de Información General Mundial adptada a alumnos de primaria.

Blog Archive

Blog Archive

Recent Posts

Featured Posts

Recent in Sports

Un blog de Noticias para chicos

Un blog de Noticias para chicos

Breaking News