miércoles, 4 de junio de 2008

Cumbre sobre seguridad alimentaria en Roma

FAO: el precio de los alimentos subirá al menos durante 10 años más.
El informe dice que India, Brasil y Argentina liderarán el comercio agrícola.

Los precios de los productos agrícolas y ganaderos seguirán subiendo en los próximos 10 años -aunque ya han alcanzado niveles muy altos- y países como la Argentina, India y Brasil "se espera que lideren el comercio de la mayor parte de los productos agrícolas", afirma un estudio internacional presentado ayer. Las tres naciones son presentadas como líderes en la futura década, porque "el consumo y la producción de los productos básicos agrícolas, excepto el trigo, están creciendo con mayor rapidez en los países en desarrollo".
El centro de gravedad de la producción agrícola mundial "continuará trasladándose hacia los países emergentes" como la Argentina, dice el estudio. El informe conjunto de la FAO, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, y de la OCDE (Organización de Cooperación y Desarrollo Económico), fue consignado en París. El martes 3-6, en Roma, sede de la FAO, se inició una asamblea mundial sobre la seguridad alimentaria para debatir la crisis causada por el alza de precios y los cambios climáticos.
"La comunidad internacional necesita urgentemente una acción coherente para hacer frente al impacto del alza de precios sobre las personas pobres y hambrientas", afirmó Diouf, director de la FAO. El informe destaca que "el porcentaje de Brasil en la exportación mundial de carne podría alcanzar el 30% en 2017".
El protagonismo del consumo de aceites vegetales se acentuará. Su crecimiento será más rápido que el otros productos agrícolas en los próximos diez años "por la mayor demanda para alimentos y la producción de biocombustibles". En esta área, el aumento de la demanda de biocombustibles es otro factor "que contribuye a la subida de precios". La producción de etanol se triplicó entre 2000 y 2007, afirma el informe. En los próximos diez años volverá a duplicarse para alcanzar los 127.000 millones de litros anuales. La producción de biodiesel aumentará desde 11.000 millones de litros anuales del año pasado a "cerca de 24.000 millones de litros en 2017".
El crecimiento en la producción de biocombustibles provoca una mayor demanda de cereales, semillas oleaginosas y azúcar, lo que contribuye al alza de precios.
La FAO señala que 22 países, en su mayoría africanos, son "particularmente vulnerables al incremento de precios de los alimentos". Eritrea, Níger, las islas Comores, Botswana, Haití y Liberia, son "especialmente vulnerables" por sus altos niveles de subalimentación crónica, una fuerte dependencia de los productos petrolíferos y las importaciones de cereales para el consumo. Pero también son vulnerables Corea del Norte, Kenia, Zambia, Mozambique, Etiopía y Camboya, entre otros.
Los discursos del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, el director de la FAO, Jacques Diouf, y un mensaje del Papa Benedicto XVI marcarán la apertura mañana de la Cumbre sobre Seguridad Alimentaria en esta capital.


No hay comentarios: