viernes, 8 de mayo de 2009

Las cataratas del Iguazú están casi secas

La sequía que afecta el sur de Brasil transformó uno de los paisajes más conocidos del mundo, las cataratas del Iguazú. El flujo de agua disminuyó y las paredes de piedra quedaron descubiertas.
En pleno bosque tropical en la frontera entre Brasil y la Argentina, esta maravilla natural tiene, en la actualidad, un tercio de su caudal normal. Se trata de un conjunto de 275 caídas que forman un frente de unos 2,5 kilómetros, la mayoría del lado argentino. En 1984, fueron incluidas en el patrimonio mundial por la UNESCO.
El hidrómetro de Puerto Andresito, en la frontera oriental de Misiones, marcaba apenas 0,90 metros cuando generalmente la profundidad del río para esta estación oscila entre los 4 y los 5 metros.
En Misiones, el hecho de que las Cataratas se muestren sin agua afecta directamente al sector turístico.
En los últimos años muchos turistas extranjeros visitan Las Cataratas y sin agua el atractivo desaparece.
Vínculo

No hay comentarios: