jueves, 27 de noviembre de 2008

Diseñan un auto fantástico capaz de superar la velocidad de una bala


Lo usarán para batir el actual récord de velocidad y quebrar, por segunda vez, la barrera del sonido.
L a búsqueda de aventuras jamás se detiene para los científicos que investigan nuevas tecnologías. Una barrera más están por superar ahora ingenieros británicos. Se trata de un súper auto, un coche que alcanzará los 1.600 kilómetros por hora. Sí, más rápido que una bala, y esta vez en serio. Se trata del Bloodhound SSC (Sabueso SSC, en inglés), una especie de automóvil que está siendo diseñado en Inglaterra con el fin de batir el récord de velocidad y, de paso, romper por segunda vez la barrera del sonido, cuyo límite es 1.224 km/h.El vehículo está siendo desarrollado desde hace 18 meses y se estima que el intento por batir la marca será en 2011, 103 años después de la llegada al mundo del Ford T, símbolo de la industrialización en serie, que apenas podía alcanzar los 71 km/h.El Bloodhound SSC parece menos un auto que un cohete. Angosto y bien largo, jamás se lo verá en una ruta o una calle. Según la información brindada por los constructores en Internet, el vehículo alcanzará, desde cero, los 1.690 kilómetros por hora (cinco veces más que el récord de velocidad de un Fórmula 1) en apenas 40 segundos. Su carrocería de fibra se hará de carbón y titanio, con el fin de que logre aguantar una presión de aire que seguro será demasiado fuerte. Medirá 12,8 metros de largo, tres de alto y pesará 6,4 toneladas. Para alcanzar la velocidad prevista, las ruedas deberán girar a más de 10 mil revoluciones por minuto, es decir, cinco veces más rápido que lo que giran las de un F1, con el riesgo de que se rompan en pedazos. Para frenar, el coche usará, además, del sistema tradicional: dos paracaídas.Con esas características, el Bloodhound pretende pulverizar el récord de velocidad conseguido en 1997 por Andy Green a bordo del Thrust SSC, que superó la velocidad de 1.227 km/h (3 más de lo que se precisa para romper la mítica barrera del sonido) . Justamente Green, piloto de la Royal Air Force, será también el conductor de este coche bala, cuyo motor es el mismo que lleva el avión caza Eurofighter Typhoon, facilitado por el Ministerio de Defensa británico a Richard Noble, jefe del proyecto.

No hay comentarios: