viernes, 16 de abril de 2010

China entre los escombros

Unas 600 personas muertas, poco más de mil personas rescatadas de entre los escombros y dos mil personas asistidas en tiendas de campaña y hospitales, nueve mil heridos y unas 100 mil personas sin hogar son las bajas del terremoto de escala 7,1 que el miércoles azotó el nordeste de China. Mientras los equipos de rescate trabajaban arduamente, el presidente chino, Hu Jintao, canceló su gira por Latinoamérica para regresar al país y anunció el desembolso de una partida de emergencia de 200 millones de yuanes.
El temblor fue de magnitud 6,9, según el Instituto de Geofísica estadounidense, y de 7,1 para las autoridades chinas, pero las réplicas y las duras consecuencias no se ponen en duda.

No hay comentarios: